Costillas adobadas a la antigua

En esta ocasión vamos a adobar unas costillas de cerdo como se hizo siempre que yo recuerde en mi casa, por supuesto que cada maestrillo tiene su librillo y encontrareis distintas formas o maneras de adobarlas.

Nosotros hemos utilizado dos kilogramos doscientos gramos de costillas las cuales encargamos al carnicero para que tuvieran algo de carne mas de lo habitual, una cucharada sopera de pimienta negra en grano, un limón, un vaso de vino blanco amontillado, sal gorda (gruesa), dos clavos de olor, dos hojas de laurel, media cucharada sopera de orégano, aceite de oliva hasta cubrirlas, seis dientes de ajo hermosos, seis pimientos corneta choriceros.

En el caso de que no encuentres los pimientos corneta choriceros utiliza la ñora y si no pimentón molido, pero deja este como ultimo recurso a utilizar en caso de no poder tener ni el corneta, ni la ñora.

Hacemos un majado con los ajos, la pimienta, la sal gorda, el orégano y los clavos. Añade el zumo del limón, la carne de los cornetas que previamente  has limpiado de semillas y rabo y hidratado en agua caliente, el vino blanco amontillado tipo Jerez, remueve el conjunto, añádelo al recipiente donde tienes las costillas cortadas en trozos, lavadas y escurridas, remueve de nuevo y deja macerar de doce a catorce horas aproximadamente.

Una vez maceradas saca las costillas y descarta el caldo y demás elementos de la maceración, con el fuego apagado  pones un recipiente en la hornilla, añade las costillas, añade un trozo de limón para que no se te agarre la carne al fondo del recipiente, cúbrelas de aceite de oliva, añade las dos hojas de laurel. Enciende el fuego y fríelas a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Una vez fritas retira el trozo de limón y el laurel y la pones en el recipiente donde las vas a guardar. Muy importante es que queden totalmente cubiertas de aceite, si no es así retira parte de la carne hasta que quede el resto totalmente cubierto. Si es en tarros de cristal con tapadera hermética espera  un par de horas antes de taparlo.

En el vídeo podrás apreciar que se le hecha manteca de cerdo refinada y el motivo es facilitar el transporte en el camión haciendo que el aceite se cuaje hasta la hora de consumirlas.

Enjoy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Carnes y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Costillas adobadas a la antigua

  1. gojarpaqui dijo:

    como siempre un ole, por la receta padrino una andaluza laura

  2. gold price dijo:

    La “chicha” pegada al hueso siempre es la más sabrosa y estas costillas no podían ser menos.¡Deliciosas!¡MUAC!

  3. Cristina dijo:

    Por fin encontré la receta de las costillas y las haré esta noche. Que buena pinta y que recuerdos de casa de mi abuela!!
    Saludos y feliz 2014!!!
    Cristina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s